Cátedra conmemorativa Ofelia Sanou

En el marco del cincuenta aniversario de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Costa Rica, se propone crear la cátedra conmemorativa “Ofelia Sanou Alfaro" (Resolución VD-11927-2021).

La cátedra se establece a partir de la figura y aportes al campo de la arquitectura, la ciudad y la historia de la arquitecta e historiadora de la arquitectura Ofelia Sanou (1950-), cuyas contribuciones al campo de la docencia de la arquitectura, la gestión institucional y la investigación histórica son motivo de atención. Con esto, dentro de la misma se desarrollarán actividades académicas relacionadas con la arquitectura, su historia y su relación con la sociedad y la vida política, procurando siempre generar intercambios de orden interdisciplinar.

El aporte de Ofelia Sanou al campo será punto de partida sin que esto constituya una limitante para la apertura de debates contemporáneos y para el cuestionamiento constante de estructuras e instituciones.

Cátedra Ofelia Sanou: Presentación

  • Poner en valor el trabajo de la arquitecta, investigadora y activista Ofelia Sanou Alfaro a través de su discusión y difusión, entendido este como punto de partida para debates contemporáneos.

  • Fomentar debates académicos acerca de arquitectura, ciudad, entorno construido desde los aportes realizados por Ofelia Sanou a dichos campos de conocimiento, sin que esto represente una limitación en cuanto a las oportunidades que la cátedra ofrece para la comunidad académica de la Escuela de Arquitectura.

  • Abrir un espacio para la reflexión acerca de la arquitectura en Costa Rica, desde una perspectiva histórica y crítica.

  • Servir de medio para el debate y discusión de temas relacionados con las historias de la arquitectura en Costa Rica a través de la organización de eventos y encuentros académicos.

  • Propiciar la comunicación y aportes recíprocos entre la Escuela de Arquitectura y otras instancias académicas dentro y fuera de la Universidad de Costa Rica.

  • Albergar actividades académicas relacionadas con las historias de la arquitectura y el entorno construido.

  • Exponer aportes y contribuciones realizadas en el campo de la arquitectura a la comunidad académica nacional a través de estudios, conferencias, foros en línea, seminarios, mesas redondas, proyectos editoriales, presentación de artículos y demás actividades atinentes.

Ofelia Sanou se graduó como arquitecta licenciada por la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Costa Rica en el año 1977. Siendo parte de una primera generación de profesionales en arquitectura graduados en Costa Rica, ejerció la profesión liberalmente. Entre sus obras, ella menciona el diseño para la casa del historiador del arte Guillermo Montero y sus colaboraciones con Franz Beer Chaverri y Fausto Calderón. En 1980-81, realizó estudios de posgrado en Barcelona. En 1998, obtuvo una Maestría Académica en Historia, por la Universidad de Costa Rica con la tesis titulada “Arquitectura e historia en Costa Rica: templos parroquiales en el Valle Central, Grecia, San Ramón y Palmares, 1860-1914”.

En la docencia, impartió lecciones y fue coordinadora de cursos en la Escuela de Arquitectura y en la Maestría Interdisciplinaria en Gestión Ambiental y Ecoturismo desde 1977 y hasta el año 2010. Fue directora del Instituto de Investigaciones en Ingeniería de la Universidad de Costa Rica y coordinadora del Programa en Investigación Diseño y Construcción Sostenible SOS. La labor de investigación de la arquitecta Ofelia Sanou concentrada en las historias de la arquitectura y la conformación de la ciudad costarricense realiza un aporte pionero al campo. Inició su labor de investigación prestando atención al período colonial para luego trasladar su interés a la arquitectura de los siglos XIX y XX. Su trabajo constituye al día de hoy una referencia fundamental para quienes realizan labores de investigación en arquitectura, ciudad y entorno construido desde Costa Rica, tanto por su rigurosidad como por su variedad.

Durante su carrera universitaria, desarrolló y dirigió más de diez proyectos de investigación, algunos de ellos con una naturaleza interdisciplinar.Estos proyectos involucraron a diversas entidades universitarias: la Vicerrectoría de Investigación, el Instituto de Investigaciones en Ingeniería, la Escuela de Arquitectura, el Centro de Investigaciones Históricas de América Central y el Centro de Investigación de Ciencias Geológicas de la Universidad de Costa Rica, sugiriendo la diversidad y la capacidad de conexión interdisciplinar intrínseca en la labor de Sanou y que evidencia, así mismo, el potencial de la arquitectura para vincularse con otros campos del conocimiento. Sus escritos, ampliamente publicados en diversas instancias, aborda inicialmente un conjunto de tipologías espaciales propias del siglo XIX costarricense: templos, haciendas cafetaleras y cañeras, estructura ferroviaria, como es el caso de su tesis de maestría, luego publicada en forma de libro , y de textos como “Arquitectura de la producción: hacienda cafetalera y cañera, región del Valle del Reventazón y Turrialba, Costa Rica (1890-1930).

Su trabajo también explora arquitectura, infraestructura y ciudad durante el siglo diecinueve costarricense como en el caso del texto “Orden, progreso y civilización (1871-1914). Transformaciones urbanas y arquitectónicas.” En “El espacio público decimonónico: dos ciudades centroamericanas, Guatemala de la Asunción y San José, Costa Rica” y en “El Paseo de las Damas. El índice iconográfico del gobierno liberal y el nacimiento de la ciudad moderna, 1871-1914” 8 se preocupa, primero, por problematizar el espacio público burgués y las contradicciones de los procesos de modernización de la ciudad de San José y de la Ciudad de Guatemala y, segundo, por comprender la relación entre el urbanismo y la construcción de la identidad nacional costarricense.

Su labor de investigación luego se traslada al siglo XX. En el texto “La Arquitectura,” Sanou identifica una serie de eventos y personajes clave para comprender el contexto de la profesión en ese período.9 Entre ellos sobresale la creación y apertura de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Costa Rica. En este texto, establece fuertes conexiones entre arquitectura, poder político y la implementación de modelos específicos de desarrollo económico. En la “Guía de Arquitectura y Paisaje de Costa Rica,” Sanou evidencia, una vez más, su capacidad para construir puentes entre labor académica y sociedad gracias al uso de un lenguaje franco, exponiendo su sensibilidad en cuanto a la relación arquitectura y paisaje, y su capacidad de coordinación. La “Guía” fue auspiciada por la Junta de Andalucía y el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos de Costa Rica en el año 2010.

En dos ocasiones, fue galardonada con el primer premio en la categoría de investigación concedido en la Bienal Internacional de Arquitectura de Costa Rica, evento organizado por el Colegio de Arquitectos de Costa Rica. Fue presidenta del ICOMOS Costa Rica entre el año 2012 y el año 2018, coordinadora del Comité Técnico Patrimonio Arquitectónico del siglo XX de ICOMOS - Consejo Internacional de Monumentos y Sitios - de Costa Rica, miembro del Comité Técnico Ciudades y Pueblos Históricos del ICOMOS de Costa Rica, miembro experto del CIVVIH Committee (International Committee on Historic Towns and Villages), miembro experto del ISC20 Committee (International Scientific Committee on Twentieth-Century Heritage) e Integrante del Comité Técnico de Patrimonio del siglo XX. Desde esta posición, realizó grandes esfuerzos por convertir cuestiones de interés patrimonial en temas de relevancia nacional.

Como lo apuntan docentes de la Escuela de Arquitectura, uno de los mayores aportes de Ofelia Sanou al campo de la arquitectura lo constituye su labor de constante activismo, del cual existen numerosos ejemplos. Es a través de esta labor que exhibe y denuncia fragilidades en cuanto a la intervención de edificios patrimoniales ubicados en la ciudad capital, como en el caso de la inminente transformación de la tramoya del Teatro Nacional. Entre muchos, Sanou también señala el riesgo para el conjunto de valor patrimonial conformado por el edificio Antiguo Colegio Nuestra Señora de Sión, la Casa Rosada, y el Castillo Azul a raíz de la construcción de la nueva sede de la Asamblea Legislativa de Costa Rica. 

En el mismo contexto, señala la afectación inminente sobre el conjunto de edificaciones de Cuesta de Núñez, el Parque Nacional y la Antigua Fábrica Nacional de Licores. En otro momento, denuncia la inminente pérdida de la memoria históricaarquitectónica ante la transformación del Paseo de los Estudiantes a raíz de la iniciativa para la creación del Barrio Chino en la ciudad de San José. Desde este lugar y desarrollando una suerte de “activismo de la memoria”, Sanou también ha cuestionado el criterio técnico bajo el cual se decidió la demolición de la torre del Hospital de Puntarenas, obra del arquitecto Alberto Linner Díaz, desaparecida en el 2013.

En el mismo sentido, Sanou evidencia la urgente necesidad de poner en valor la obra del arquitecto Jorge Bertheau Odio, particularmente aquella situada en la ciudad de Puntarenas, como es el caso del edificio municipal, proyectado por Bertheau cerca de 1978 y de los edificios diseñados por él para la comunidad de Barrio el Carmen en la misma ciudad. Al mismo tiempo que sugiere la necesidad de estudiar los aportes técnicos realizados por la sociedad entre los arquitectos Franz Beer Chaverri y Fausto Calderón Laguna, especialmente aquellos resultado de su trabajo en la ciudad de Limón.

En resumen, con aportes en investigación, gestión y activismo, la figura de la arquitecta Sanou constituye un adecuado punto de partida para la organización de una cátedra dentro de la Escuela de Arquitectura.

Regresar Arriba